UNIDAD I LA ANTIGÜEDAD CLÁSICA FICHAS (2): LA MÚSICA Y LA MUJER EN LA GRECIA CLÁSICA FICHAS

Publicado en por qué larga es la historia de la música


 http://www.youtube.com/watch?v=cyvNgDMZEdw  


Gómez Muns.Rubén (Universitat Rovira i Virgili) La Mujer  la Antigua y la Música en la Antigua  Grecia                         

1.INTRODUCCIÓN

A partir de la imagen de Euterpe,  la musa griega de la música de flauta, que observe un día por casualidad, me interesó conocer la función de las mujeres en la música griega de la antigüedad, desde los tiempos homéricos hasta la época helenística.

La investigación fue ardua por la dificultad que tuve para encontrar una bibliografía especifica sobre este tema, junto a la exigüidad de textos musicales y de testimonios directos sobre los aspectos técnicos de las composiciones y de la interpretación musical. En cambio, si existe una gran cantidad de fuentes en la tradición literaria, filosófica y artística, que nos informa sobre la influencia de la música  en la sociedad griega.

De la primera clase de documentos se puede obtener información referente a los compositores, intérpretes y teóricos musicales, de esta manera podemos saber si la mujer tuvo una participación activa en el campo teórico y práctico de la música. Con la información que encontramos en segunda clasificación de documentos además de complementar los aspectos nombrados anteriormente,

podemos hacernos una idea del papel de la mujer en los aspectos sociológicos que representa la música en la sociedad griega.

La dificultad para encontrar información aumenta por el hecho de la marginación de la mujer en la sociedad griega, justificada por la visión que tenían los griegos de la mujer. Esta se halla resumida en el relato que de su creación hace Hesíodo, poeta del siglo VII a.C., según él, la primera mujer, Pandora, fue creada por Zeus como castigo a los hombres.

Esta concepción negativa perduro a lo largo del tiempo, incluso Aristóteles, filósofo del siglo IV, afirmaba que las mujeres son por naturaleza más débiles y más frías que los hombres. Se consideraba cuerpo frío aquél que no había acabado de hacerse; la debilidad térmica de las mujeres se manifestaba en que envejecían antes que los hombres, tenían la carne más blanda y el cerebro más voluminoso. El aire caliente era imprescindible para dar vida, por ello, para Aristóteles, sólo el hombre era capaz de engendrar.

De toda esta concepción deriva la visión de que el cuerpo femenino es débil y que carece de belleza, es decir, como un varón que no había acabado de hacerse, de esta manera se paso a considerar a la mujer como una eterna menor de edad, y por lo tanto, justificar así su exclusión de la vida pública, relegándola al espacio privado, al hogar.Esta exclusión tan drástica tuvo lugar en Atenas; en Esparta la mujer tenía más libertad de acción; encontramos particularidades en cada polis, consecuencia de la heterogeneidad del mundo griego, pero la tónica general en el mismo era la marginación de la mujer y una visión misógina de la misma.

La mujer tenía un papel reservado en determinados acontecimientos de la esfera pública, estos eran los ritos funerarios y los religiosos. Pero en su propio espacio, el hogar, también se producían acontecimientos en donde ellas jugaban un papel estelar. En todos ellos la música jugaba un papel destacado.

Al principio mostrare una breve visión de la evolución de la sociedad griega y de sus gustos estéticos, sin la cual no se puede valorar y comprender el papel que la música juega dentro de la sociedad.

EL PAPEL DE LOS CAMBIOS SOCIALES EN LA MÚSICA

Aproximación al concepto de la música según los griegos:

El término griego del cual se deriva el nombre de música, “mousiké” definía, todavía en el siglo V a. C. no sólo la música, sino también la poesía y la danza. Es decir los medios de transmisión de una cultura que hasta finales del siglo IV a.C., fue esencialmente oral, una cultura que se manifestaba y se difundía a través de ejecuciones públicas, en las cuales la palabra, la melodía y el gesto tenían su propia función.

El compositor de los cantos para las ocasiones festivas, el poeta que cantaba en los banquetes y el autor de las obras dramáticas eran los portadores de un mensaje propuesto al público de una forma atrayente.

La presencia conjunta del elemento musical, coreográfico y textual en casi todas las formas de la comunicación, es una prueba de la difusión de una cultura musical específica de la cultura griega.

El arte figurativo testimonia una intensa actividad musical ya en el segundo milenio  a.C., tanto en las estatuillas del siglo XIX- XVIII a. C. descubiertas en Keros y en Thera, como en frescos cretenses. En una escena procesional del sarcófago del siglo XVI a. C., que actualmente se halla en el Museo de Heraclion, el cortejo de las mujeres que llevan la ofrenda y que van al son de una lira de siete cuerdas. Las escenas de danza con acompañamiento instrumental protagonizadas por mujeres son frecuentes en las pinturas de los vasos desde el siglo VIII a.C.

Para hacer una valoración adecuada del papel de la música dentro de la sociedad griega hay que tener en cuenta los testimonios literarios. En la Iliada y en la Odisea la música tiene un papel destacado, pero sólo la transmiten los varones. Estos músicos son honrados como depositarios del sagrado don de las Musas, la inspiración, y como artífices capaces de exponer con claridad los argumentos que las diosas mismas les sugieren. La aparición de la inspiración divina no es un fenómeno extraño en el mundo musical de la Antigüedad, ya que es un elemento tan importante dentro del mismo, como lo son los aspectos teóricos.

La figura de las musas:

Euterpe es una de las nueve musas, representa la música, en concreto la de la flauta o aulos. Ella, junto a sus hermanas, ocupa un lugar preeminente en el universo mítico de la naturaleza y de la vida de los mortales. Son hijas de Zeus y de Mnemòside.

Según la mitología formaban coros que cantaban y bailaban para el deleite del padre de los dioses, Zeus, al mismo tiempo que presidían el pensamiento, la inspiración, la ciencia, y en general cualquier manifestación del espíritu.

Al hablar del papel de la mujer en la música no sólo hay que tener en cuenta las interpretes del aulós, sino también las que se dedicaban a la lírica coral como a la interpretación de la citara y lira.

La música en la Grecia Antigua iba ligada a la poesía y a la danza. La representación que se producía era similar a la de una perfomance, que estaba estrechamente vinculada al espacio y al tiempo. La ocasión del canto condicionaba su ejecución a nivel textual, rítmico y melódico. Estas representaciones tenían lugar durante los actos sociales, por ejemplo: en simposiums, ritos purificadores, etc.

La edad heroica:

Al igual que la poesía, la música, se compone de fórmulas mágicas y sentencias de oráculos, de plegarias y oraciones, etc. Estas dos disciplinas artísticas van unidas, y tienen una característica señalada, el de ser algo ritual para las masas ya que expresaba ideas y sentimientos comunes a todos.

Pero al iniciarse la edad heroica la función social de la música y de la poesía varía. La concepción del mundo profana e individualista de la aristocracia guerrera da a estas dos disciplinas artísticas un contenido y unos temas nuevos. Este cambio incluye el hecho de que pierdan su carácter ritual colectivo.

La poesía, que siempre va acompañada por un instrumento, en la edad heroica no es popular ni de masas, a partir de este momento es un canto individual acerca del destino individual. El objeto no son ya los deseos y esperanzas de la colectividad, ni las ceremonias mágicas, sino narraciones de actos que llevan a la gloria. Observamos el paso del carácter lírico al épico. El cantar heroico no sólo se ocupa de una persona única, sino que además es recitado por una sola persona y no por una comunidad o por un coro. Tenemos el bardo que canta en los salones reales; y el rapsoda que recita tanto en los palacios como en las ferias. Estos últimos abandonan el uso de la lira. De forma paralela existía una manifestación más del pueblo, la poesía hesiódica, cuyos temas, cánones e ideales son los de los campesinos.

. El estilo arcaico:

Hacía el 700 a.C. aparece el estilo arcaico, este se caracteriza por ser el arte de una sociedad que ve como sus dirigentes se elevan desde el estamento de los campesinos al de los magnates.

En este momento es cuando se sientan los cimientos de la ética de la nobleza: con sus principios de cuna, raza y tradición. En realidad es un instrumento de defensa que la aristocracia creó para evitar su desaparición.

La lírica nacional y coral despierta un gran interés ya que se centra en los problemas del momento, a partir de este momento, los poetas y los músicos asumen su papel de educadores y guías espirituales. Generalmente eran artistas profesionales. El rapsoda era todavía poeta y ejecutante a la vez; ahora se separan las funciones; el poeta ya no es cantor, ni el cantor es poeta.

Los cantores corales formaban una profesión muy difundida y bien organizada; de esta manera los poetas podían enviar sus cantos, fueran de encargo o no, sin tener que preocuparse por los problemas técnicos de la interpretación de los mismos. Junto al fenómeno de la profesionalización se observa como el subjetivismo comienza a imponerse en la poesía.

En esta época destacan las cortes de los tiranos, que se convierten en los centros culturales más importantes. En este arte cortesano destacan el alegre sensualismo, el intelectualismo refinado y la artificiosa elegancia de la expresión. El arte que era sólo un elemento de magia y de culto, un instrumento de propaganda, un medio para influir sobre los dioses, los demonios y los hombres, se vuelve forma pura, autónoma, en arte por el arte. Este cambio de concepción tuvo lugar gracias a que la clase dominante podía financiar aquello que calmara su sentido de lo estético.

Clasicismo y democracia:

El clasicismo griego plantea el problema de como dos conceptos en teoría inconciliables: el de democracia, con su liberalismo e individualismo; y el estilo clásico con su severidad y esquematismo, acaban complementándose.

Esta contradicción se refleja en las tendencias a ser fiel a la naturaleza, a la medida y al orden. Los estratos sociales ya no son tan claramente definibles como lo eran en las épocas anteriores. La nobleza, a consecuencia de su orientación plutocrática, pierde la antigua coherencia y unidad de principios, e inicia su aproximación hacía la burguesía, que carece de tradición y posee una mentalidad racionalista. La aristocracia elige temas del mundo mítico, los temas de actualidad les parecen vulgares e insignificantes. Todo lo contrario de lo que representa la tragedia, la creación artística más característica de la democracia ateniense, que expresa los íntimos antagonismos de la estructura social.

A medida que el siglo V a. C. se va acabando aparecen los sofistas, que establecen un nuevo ideal de cultura y establecen el fundamento de una educación, que en lugar de cultivar las cualidades irracionales de lo físico, tiene el objeto de formar ciudadanos conscientes, juiciosos y elocuentes.

Establecen la idea de que el hombre es la medida de todas las cosas. Su ideología la refleja claramente Eurípides. En sus obras el terror que experimentaba el espectador ante el cumplimiento de la voluntad divina es sustituido por el asombro ante el papel que juega el destino humano.

La época helenística:

En esta época se produce una nivelación de las culturas nacionales, junto a una cierta nivelación social que se basa en el fin a los privilegios de nacimiento, pero en cambio se va consolidando el privilegio de la riqueza.

Las comunidades de intereses no se orientan ya por la igualdad de raza y nacionalidad, sino por la igualdad de oportunidades personales. La economía alcanza el grado de capitalismo supranacional. El racionalismo adquiere validez en todos los campos de la vida cultural.

En esta época tiene lugar por primera vez que la variedad de estilos y gustos tuviera su origen en una misma clase social y en un mismo estrato cultural, el de las clases dominantes. Otro cambio es el de la composición del público, del cual pasa a formar parte la antigua clase media, que juzga el arte con criterios distintos a la nobleza. En estos momentos la tradición clásica del arte se mezcla con el naturalismo del estilo burgués y con el barroquismo áulico.

Vean algo de la historia de la mujer en Grecia.

linkhttp://www.youtube.com/watch?v=lxMUkXC316Q

 



Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post